Homosexuales en la Iglesia Católica

Hay muy poca gente que sepa cual es la postura y el magisterio que ofrece la Iglesia respecto a la homosexualidad. En le vídeo que encontraréis al final de este artículo está recogida la experiencia de varias personas homosexuales con la Iglesia.

Un número apreciable de hombres y mujeres presentan tendencias homosexuales instintivas. No eligen su condición homosexual; ésta constituye para la mayoría de ellos una auténtica prueba. Deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta. Estas personas están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida, y, si son cristianas, a unir al sacrificio de la cruz del Señor las dificultades que pueden encontrar a causa de su condición.

Párrafo 2358 del Catecismo de la Iglesia Católica

"La castidad es la virtud de orientar nuestros deseos carnales de acuerdo al diseño de Dios para poder alcanzar nuestro destino" dice uno de los protagonistas. No hay que ser psicólogo o antropólogo para comprobar en nosotros mismos que existe el desorden en los deseos, que muchas veces nuestro ánimo desea cosas que no nos benefician en absoluto. Por lo tanto la castidad no se trata de reprimir sino de orientar algo que es bueno como la sexualidad al diseño que Dios tiene para nosotros. Nadie sabe más que Dios, nadie nos ama más que Dios, así que no debe ser tan malo seguir sus designios para con nosotros.