¿Es el universo una casualidad?

Todos hemos tenido ocasión de mirar al cielo en la noche y quedarnos fascinados por su belleza. Esos puntos de luz que centellean en medio de la más absoluta oscuridad forman parte de la pequeña parcela del universo que podemos ver. Muchas veces no somos conscientes del inmenso universo del que formamos parte...

Roger Penrose uno de los físicos y matemáticos más eminentes de nuestra época, estrecho colaborador del afamado físico y divulgador Hawking calculó la probabilidad de que nuestro universo fuese fruto del azar, el resultado fue que la probabilidad es uno contra

Continuar leyendo


La belleza no está en el material

La belleza no está en el material

Mirando una vasija hecha de un material tan humilde como el barro, se puede apreciar la belleza que el alfarero ha impreso a su obra durante su modelado. Y es que la belleza no está en lo material, sino en el saber hacer del artista.

Continuar leyendo


El corazón tiene razones que la razón no conoce

El corazón tiene razones que la razón no conoce

Seguro que alguna vez has escuchado la frase que titula este artículo. Lo que quizás no sepas es que es obra de Blaise Pascal, que fue un gran físico, matemático, inventor y filósofo del Siglo XVII. Antes de morir a edad temprana dejó unos cuantos escritos que se publicaron con el nombre de “Pensamientos” donde aborda de modo inconexo múltiples cuestiones entorno al hombre y a Dios. Estos son dos de ellos:

Continuar leyendo


¿Quién podrá calmar mi dolor?

¿Quién podrá calmar mi dolor?

Quien ha experimentado la amistad sabe que es uno de los mayores bienes de los que puede gozar el hombre, y su privación puede ser la causa de un gran pesar. San Agustín para referirse a este dolor escribe unas de las líneas más bellas que se pueden encontrar en la literatura.

Bien dijo uno de su amigo que «era la mitad de su alma». Porque yo sentí que «mi alma y la suya no eran más que una endos cuerpos», y por eso me causaba horror la vida, porque no quería vivira medias, y al mismo tiempo temía mucho morir, por que no muriese deltodo aquel a quien había amado tanto.

Continuar leyendo