Todo cansa todo fatiga

Todo cansa,
todo fatiga,
todo atormenta.
Si no es con Dios o por Dios
no hay descanso que no canse,
porque se ve ausente
de su verdadero descanso

Santa Teresa de Jesús